Si estás dispuesto a darlo todo conseguirás lo que quieras

Motivación
No hay más misterio.

Cuando estés dispuesto a no dormir cien noches, a perder la respiración y seguir sin pensarlo, cuando no oigas ni halagos ni críticas y vayas con tu idea hasta el final, cuando el dolor del fracaso/piernas/cabeza te motive más y más, cuando no haya otra cosa en tu cabeza que la meta, cuando necesites tu objetivo tanto como respirar. Entonces, podrás conseguir tus propósitos.

No esperes a que la suerte o el destino, el truco mágico o el descubrimiento del secreto aparezcan y te solucionen la vida. No va a ocurrir.
Trabaja, trabaja, trabaja, entrena, mejora, come, duerme y vive para tu objetivo. Así cuando te venga un minuto de inspiración, estarás preparado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.