Principio KISS

Simple

Keep It Simple, Stupid!” (Mantenlo sencillo, estúpido).

Es un principio que viene del marketing y casi una obligación para nosotros. Grosso modo, es una forma de trabajar que intenta quitar todo lo que sea innecesario o recargado, tanto en el diseño como en el mantenimiento posterior. Si algo se puede hacer en 2 pasos, siempre mejor que en 3, si una imagen de marca puede tener un solo color, mejor que 10.    Si puedes escribir un post con 80 palabras, mejor que con 100.

Podar todo lo complicado, florituras y saltos mortales en los diseños es un trabajo complicado y el cliente no siempre está de acuerdo, pero a la larga el resultado casi siempre es satisfactorio. En cuanto al mantenimiento, si lo vamos a hacer nosotros, es simplemente un ahorro de tiempo, y el tiempo para una empresa es dinero.

Si en el tiempo de mantenimiento no recuperamos la inversión inicial de desarrollo de algo que cumpla el principio KISS es que nos hemos excedido en la inversión de tiempo inicial. Medir esa inversión es la tarea más difícil.

Lo mejor, para mí, es fijarse un plazo, con mejoras continuas  en el tiempo. Aunque eso ya es decisión de cada uno.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.